sábado, 9 de abril de 2011

Oíd mortales el ruido sagrado. ¿Libertad, libertad, libertad?

No vamos a poder decir: yo no sabia. Porque supimos y sabemos.


No vamos a poder decir: como fue que paso. Por que fuimos testigos presenciales de los hechos.

No vamos a poder decir: que horror mira lo que hicieron. Porque vimos y vivimos cada acción.

No vamos a poder decir: que horro la inseguridad y cuantos son los muertos. Porque no nos expresamos jamás como ciudadanos responsables.

No vamos a poder aclarar: ¿que paso con el campo?. Porque sabemos claramente que paso con el campo.

No vamos a poder decir: porque hay tanta minería contaminante. Porque tenemos muy claro cuando, donde y como.

No vamos a poder decir: ¿que paso con el INDEC? Porque los índices del nuevo INDEK nos golpea en la cara a diario.

No vamos a poder decir: ¿porque tantas tierras extranjerizadas? Porque fuimos testigos mudos ante el saqueo.

No vamos a poder decir: ¿que paso con las fuerzas de seguridad? Porque frente a la TV, lo vimos y lo vemos a diario.

No vamos a poder decir: nos hicieron una Nación NARCO. Porque dejamos que lo hicieran sin protestar viéndola pasar.

No vamos a poder decir: ¿donde esta la plata del ANSES, del Central? Porque sabemos exactamente cuando la sacaron.

No vamos a poder decir: ¿porque hay tanta mortalidad infantil y desnutrición? Porque la niñez flagelada esta en todas las esquinas.

No vamos a poder decir: que espanto de corrupción. Porque sos un cómplice mudo de la trenza.

No vamos a poder decir: ¿y la justicia donde está? Porque jamás exigiste justicia.

No vamos a poder decir: la oposición no hizo nada. Porque no se lo exigimos nunca y en todo caso se nos parece mucho.

No vamos a poder decir: ¿que paso con nuestra libertad de expresión? Porque la regalamos servida en bandeja.

No vamos a poder decir: nadie los votó. Porque los votaron, los apoyaron y muchos aún siguen apoyándolos. Vos también, y nosotros también. Porque la realidad es que no hicimos, ni hacemos nada como para prevenirlo. Somos la "clase oficialista muda”.

No vamos a poder decir: yo proteste en la marcha del campo, en lala  inseguridad, en la de ley de medios, la del bloqueo a los medios, contra la minería contaminante, contra la desnutrición, contra el robo a nuestros viejitos, contra el desmantelamiento de las fuerzas de seguridad, contra las políticas pro-narco, contra el vaciamiento de los hospitales y la educación, etc, etc y etc. Porque no hubo marchas en muchos casos y en las pocas que hubo la verdad, que no nos vimos.

Lo único que vamos a poder decir en un par de años para justificarnos (mintiéndonos) es que somos brasileros, o que vivimos fuera del país, o que estábamos en coma, o mejor aún que no tuvimos tiempos, que no nos enterábamos o que no nos interesaba. En este último caso estaremos más cerca de la realidad.

Pero entre vos y yo sabemos claramente que no hicimos absolutamente nada más que quejarnos.

Ni sometidos, ni sumisos, ni temerosos. Ni siquiera cómodos. Auto califiquémonos de modo profundo y honestamente, dejemos de quejarnos. Somos la parte más fundamental para que el sistema de desmantelamiento Nacional funcione con tanta prolijidad. Es más, somos tan imbéciles que vemos además como entre ellos se pasan las facturas de poder y robo. Se pelean, usándonos además, de rehenes, incomodándonos en nuestra burguesa tarea diaria con piquetes, paros, etc. Porque la República, la Nación, y todo eso grande que fuimos ya lo perdimos hacer rato.

La escarapela es sólo "bijouterie". No te olvides de ponértela el 25 de mayo. Eleva un poco tu apariencia de "pseudo argentino".

"Oíd mortales el ruido sagrado: libertad, libertad, libertad..."




     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada