martes, 23 de febrero de 2010

Todos somos perros, señora Presidenta. (*)

Acabo de leer en los diarios de esta mañana una frase que Ud. habría dedicado a sus opositores, es decir a los argentinos que no opinan como Ud., una frase "cristinesca" según su propia definición: "Ladran, Sancho, señal que son perros".

Como argentino que no comparte su visión acerca de los méritos de su gobierno, me siento alcanzado e incluido en la categoría de los que, en lugar de opinar, ladran, y por lo tanto, son perros. Obviamente, la suya no ha sido, de ser cierta, una frase feliz. Quizás desde aquel grito terrible de "Muerte a los salvajes unitarios" ningún Jefe de Estado argentino, más allá de lo que hubieran sido sus actos, había hablado así de sus propios conciudadanos. ¡Qué contraste, Sra. Presidenta, con las actitudes y las palabras de sus vecinos! ¿No ha escuchado Ud. el discurso del ex Presidente Frei, felicitando a su adversario el futuro Presidente Piñera, de Chile? ¿No ha escuchado al ex Presidente Lacalle, saludando el triunfo de su adversario José Mugíca y diciéndole, "de aquí en más Ud. es mi Presidente"? ¿Imagina Ud. a la Presidenta Bachelet o al Presidente Lula, tratando de perros a sus adversarios políticos? ¿No comprende Ud. que al tratar así a sus adversarios, justificaría que cualquiera que no estuviera de acuerdo con sus opiniones la trate de "perra", "gata" o "cebra"? Algo que ningún argentino debería permitir porque sería una afrenta a la figura institucional más importante del país, aquella a la que todos debemos respetar porque debe estar por encima de todos nosotros. Alguien que, a su vez, debe tratar a todos los argentinos por igual, sin distinciones de banderas políticas o ideológicas, porque fue elegida para gobernar para todos y en nombre de todos los argentinos.

Quizás esta noción le sea ajena, o quizás esté muy ofuscada por las sucesivas derrotas electorales y judiciales y por la enfermedad de su marido. Pero comprenda, Señora, que así va a quedarse cada vez más sola, acompañada solamente por aquellos que necesitan de Ud. y de su esposo para sobrevivir políticamente en un país cuyos ciudadanos ya dejaron de creer en Ud. y en sus discursos. Por eso, sus tristes palabras de ayer no han tenido mayor repercusión: fueron tomadas como un exabrupto más, otro desliz verbal de aquellos a los que nos tienen acostumbrados, Ud., su esposo y su Jefe de Gabinete.

En todo caso, Señora, gracias por haberme tratado de "perro", no me molesta ser comparado con tan noble animal. Mal me habría sentido, en cambio, si me hubiera tratado de "cerdo", ese sucio animal que parece animar -según sus propios dichos- sus fantasías eróticas. Cálmese Señora, comprendemos que está Ud. viviendo tiempos difíciles y que su futuro, como el de todos nosotros, los argentinos, no es brillante. Pero ¡cálmese, por favor! Que todos queremos que termine su mandato en paz. No siga así, que cuando los perros son muchos y están hambrientos, se juntan en jauría y pueden devorar a cualquiera.


(*) Por Juan C. Sánchez Arnau

9 comentarios:

  1. Sin desperdicio!Lucho,te felicito y creo has plasmado el sentir de miles de nosotros

    ResponderEliminar
  2. Sin el ánimo de ofender a nadie, y menos que menos a una mujer que para más es nuestra Presidente, al menos por dos años más, me permito recordar un dicho español que se usaba n mis tiempos de niño: "Maldición de burro nunca llega al cielo".
    Si por no estar de acuerdo con ella me compara con un perro, juro que me ofende. Muy por el contrario, significa que mis ladridos y los de tantos otros argentinos que piensan como yo, le han llegado. Ojalá le sirvieran para saber que está amenazando a la propiedad ajena y corrija el rumbo que lleva.

    ResponderEliminar
  3. Por otro lado, la supuesta frase de Cervantes, no es tal, ya que la misma no forma parte del Quijote... No sé, me recuerda a otro ex-presidario, digo presidente, que decía haber leído las obras completa de Sócrates...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El ex presidente que decis, es el que ahora voyo con la oposición... vos estas de ese lado?

    ResponderEliminar
  5. Que increible los argentinos, seguimos pensando que el problema de todos los males son los Kirchner, ayer fue alfonsin, o Menem con Duahlde,mañana va a ser Perez o Gonzalez, algun dia podemos empezar por nosotros, estos miserables dirigentes o los fracasados empresarios-politicos que se enriquecen con negocios del estado, tipo la Rural o Manliba con el grupo macri, son producto de una sociedad que esta partida y carente de contenido, a la hora de pensar a largo plazo.

    ResponderEliminar
  6. Que crítica aparentemente respetuosa, pero insultante (Se dice hipocresía).
    Además, qué lectura tan infantil de una frase! De comparar quejas con ladridos a comparar personas con perros...
    No recuerdo algo así desde mis compañeros de primaria.
    Cada vez que entro a este blog, me dan ganas de votar a Cristina!
    Supongo que a varios les debe pasar.
    Sigan así, muy bueno el programa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Un tipo muy piola, no recuerdo quien, dijo algo muy sabio:
    "Los K cuentan con una ventaja muy importante: el tipo de gente que tienen en la vereda de enfrente."

    ResponderEliminar